destrucción de documentos

La propuesta de la CIA sobre la destrucción de documentación archivada, desata la polémica en EEUU.

La propuesta que la CIA ha hecho a los Archivos Nacionales de Estados Unidos sobre la destrucción de antiguos correos electrónicos de sus exempleados ha sido rechazada por altos cargos del Senado que consideran que estos documentos podrían contener pruebas de delitos.

Estos correos electrónicos son enviados a diario a Los Archivos Nacionales, siendo la CIA solo una de las muchas agencias del Gobierno de Estados Unidos que generan grandes cantidades de basura electrónica. Por este motivo la Administración Obama pidió a las agencias que seleccionasen y enviasen solamente los correos de mayor importancia, descartando el resto.

Ante esta petición, la CIA quiso llegar más lejos proponiendo la destrucción de todos los correos de expleados que llevasen fuera del servicio siete años, manteniendo unicamente y de forma permanente los correos de sus principales cargos.

Aunque puede considerarse razonable, varias organizaciones civiles de control institucional piensan que debido a esto, ningun alto cargo redactará o archivará jamás ningun documento comprometedor.

Según Steven Aftergood, director de la Federación de Científicos Americanos sobre Secretismo Estatal, que descubrió por casualidad revisando el Registro Nacional, que es el equivalente al Boletín del Estado español, y al verlo dijo: “Cuando le eché un vistazo de cerca, me dí cuenta de que era bastante importante” y además advierte de que los Archivos Nacionales examinaran la propuesta al menos, y en febrero podría llevarse a cabo la destrucción de documentos que propone la agencia.

Todo esto en contra de la petición de los expertos que consideran que estos archivos deberían permanecer guardados el mayor tiempo posible ya que algunos de ellos podrían constituir pruebas de delitos, que a primera vista pasan desadvertidas.

Haciendo referencia a este tema, el profesor de derecho de la Universidad de Nueva York, Douglas Cox. Ha declarado en la Radio Pública de Estados Unidos (NPR), que en su opinión el informador Edward Snowden, excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional, no habría podido desvelar los comprometedores memorándum diplomáticos clasificados que le han llevado a huir a Rusia y revelado el espionaje masivo estadounidense.

La polémica sobre esta destrucción de documentación confidencial ha llegado al Senado de Estados Unidos y el Comité de inteligencia se ha pronunciado en una carta en la que advierten de que la propuesta de la agencia “podría desembocar en la destrucción de pruebas documentales de máxima importancia”.