gestión de residuos

 

La gestión de residuos

Hace años que es obligatoria la recogida selectiva de basura en los municipios de más de 5.000 habitantes en cumplimiento de la Ley de Resíduos Urbanos. No obstante, sin la concienciación ciudadana, todo puede quedarse en una mera declaración de intenciones. Los ciudadanos de poblaciones con más de 5.000 habitantes han de preocuparse por la gestion de residuos, es decir separar la basura y depositarla en contenedores específicos para cada tipo de resíduos. La ley así lo exige, aunque en la práctica, todavía son muchas las personas que no están concienciadas y que siguen mezclando todo tipo de residuos en la misma bolsa de los desechos.

Hoy, en las poblaciones de más de 5.000 habitantes es obligatoria la instalación por parte del ayuntamiento de los distintos contenedores adonde los ciudadanos han de depositar su basura seleccionada:

- El iglú verde está destinado para el reciclaje de vidrios y en él, se depositan botellas y frascos de cristal.

- Los depósitos azules son para el reciclaje de papel y el cartón procedentes de periódicos, revistas, envases, embalajes, etc…

- El contenedor amarillo es el que recoge envases ligeros como plásticos, latas y bricks.

- Los contenedores grises son para la materia orgánica, que será destinada a las plantas de compostaje para la obtención de abonos.

- Además, están los contenedores especiales para el reciclaje de pilas y aceites usados.

La ley ya existe, ahora el éxito de la medida depende del grado de concienciación de los ciudadanos. En ellos reside que se cumplan los objetivos que se trazaron con dicha ley.

La aplicación del Plan de Resíduos Sólidos Urbanos está en manos de los gobiernos autonómicos.