El cartón como materia prima ecológica

El reciclaje de cartón no debería necesitar de más incentivos que buscar la sostenibilidad material y ecológica del planeta. Sin embargo, existen incentivos más que llamativos que nos demuestran que trabajar con materiales reutilizables y/o reutilizados. Ya conocíamos muebles y otros elementos creados a partir de vidrios usados, cartón, papel… Pero no hay límites: la primera bicicleta de cartón y la bombilla TetraBox nos lo demuestra.

El Cartón

Convertir el reciclaje de cartón en una bicicleta fue idea del israelí Izhar Gafni. Ha construido un vehículo ecológico, ligero, resistente al agua y que soporta hasta 140 kilos de peso. El truco es el recubrimiento del cartón con un material impermeable, que lo protege también del óxido, y que le confiere su color marrón y blanco.

Izhar Gafni, empresario, planeó este proyecto de transporte urbano 100% sostenible al descubrir en California la existencia de una canoa similar. El resultado es la BV6, que ha necesitado de cuatro años de trabajos y que ha tenido cinco modelos anteriores, como muestra su nombre. Se puede realizar a partir de cartón normal o cartón reciclado y ya se planea su introducción en el mercado, prevista para dentro de un año.

Lámpara TetraBox

Ed Chew, por otro lado, es un diseñador malayo cuya empresa viene revolucionando el diseño gracias a su fusión de ecología,interiorismo y, por qué no, arte. La lampara TetraBox se produce mediante cartón reciclado plegado con técnicas de origami de modo que no necesita ningún tipo de pegado adicional. El resultado no sólo es original y sostenible, sino una lámpara funcional y eficiente.

Estamos ante dos ejemplos del potencial del cartón como materia prima. Es reciclable y con muchas posibilidades de lo que imaginamos. El reciclaje de cartón puede darnos mucho más de lo que entregamos, lo que ya en sí debería ser suficiente.