Brecha de seguridad en tu empresa

Desde que entrase en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la forma de hacer uso de Internet por parte de las empresas ha cambiado radicalmente, con el objetivo de mantener la confidencialidad de los datos personales que manejen y no sufrir las fuertes sanciones de hasta 20 millones de euros, recogidas en el RGPD.

Aun así, por muchas medidas de precaución que tomen las empresas, la seguridad de los datos nunca está garantizada, ya que en cualquier momento podría producirse una brecha de seguridad en tu empresa. Si esto ocurre, saber actuar rápidamente y de manera eficaz es fundamental.

Conscientes de ello, desde Dataeraser hemos querido hacer una guía en la que vamos a dar una serie de pautas que permitirán a las empresas actuar de la manera más adecuada frente a una brecha de seguridad, y así no poner en riesgo la protección de los datos personales.

Identifica la brecha de seguridad

Necesidad de identificar la brecha de seguridad

Lo primero es identificar el origen de la brecha de seguridad, y para ello deberás contar con la ayuda tanto de fuentes internas como externas.

-          Fuentes internas: con fuentes internas nos estamos refiriendo a tomar medidas de seguridad dentro de la propia empresa, con el objetivo de identificar el origen de la brecha de seguridad.

-          Fuentes externas: por otro lado están las fuentes externas, que también podrán ser de gran ayuda para saber cuál es el origen de la brecha que está poniendo en riesgo la seguridad de los datos.

Una vez hayas identificado el origen de la brecha, lo siguiente será valorar la verdadera peligrosidad de la brecha de seguridad, y para ello habrá que analizar los siguientes puntos:

-          Nivel de peligrosidad dentro de la empresa.

-          Naturaleza, volumen y categorías de los datos que hayan sido afectados.

-          Consecuencias que la brecha ha generado a los individuos.

¿Qué tipos de brechas de seguridad existen?

Identificada la brecha de seguridad y analizada su peligrosidad, habría que saber clasificarla, para ello hay que conocer los diferentes tipos de brechas de seguridad que existen:

-          Brecha de confidencialidad: se da cuando una persona ajena a la empresa tiene acceso a información y datos sensibles para la seguridad de la empresa.

-          Brecha de integridad: cuando la brecha ha alterado la información original de la empresa, y la sustitución de los datos puede resultar perjudicial para la empresa.

-          Brecha de disponibilidad: esta brecha se produce cuando no se puede acceder a los datos originales de la empresa. Aquí hay que diferenciar entre una brecha temporal o permanente.

Claves para solucionar una brecha de seguridad

Cómo solucionar una brecha de seguridad

Lo más recomendable para solucionar una brecha de seguridad en la empresa, es llevar a cabo un plan de contingencia o actuación, a través del cual se asignen una serie de recursos humanos y medios materiales adaptados a las actividades de tratamiento que puedan ser afectadas por los incidentes ocasionados.

Dicho plan deberá estar basado en los 4 puntos que mostramos a continuación:

-          Contención: es importante tomar decisiones rápidamente que eviten que la brecha de seguridad se haga más grande.

-          Erradicación: clave para reducir los daños provocados por el incidente de seguridad.

-          Recuperación: cuando se haya solucionado la brecha de seguridad, lo siguiente será iniciar un proceso de recuperación, que permita volver al funcionamiento normal de la empresa.

-          Notificación: una vez se haya identificado la brecha de seguridad, el Delegado de Protección de Datos (DPO) deberá informar a las autoridades correspondientes en un máximo de 72 horas.

Conclusión

Desde Dataeraser, con el objetivo de ayudarte a reducir las posibilidades de sufrir una brecha de seguridad en tu empresa, ponemos a tu disposición nuestro servicio de destrucción de documentos confidenciales, a través del cual nos encargaremos de destruir de la manera correcta, manteniendo la total confidencialidad, todos aquellos documentos que puedan contener datos personales que pudieran poner en riesgo la seguridad de tu empresa.