Reciclaje de papel: también para comprar

Las bolsas de papel se están convirtiendo en el mejor sustituto de las de plástico. Actualmente, el 35% de las bolsas que distribuyen los comercios en España son de papel y, en determinados sectores, alcanza cifras de predominio absoluto. En las tiendas de ropa llegan al 70%. Lo opuesto ocurre en la alimentación, donde el papel supone el 7%, pero está en crecimiento.

Estamos ante bolsas de gran calidad, que bien diseñadas además de ser más elegantes que las de plástico tienen una resistencia de hasta 14 kilos. Pero sobre todo, estamos ante bolsas reciclables. El reciclaje de papel tendrá cada vez más importancia y esto se refleja también en nuestras costumbres como consumidores. El 74% de las bolsas de papel se reciclan y reaprovechan.

La facil integración de este tipo de bolsa se ha producido también por la gran aceptación que tiene entre los consumidores. La gran mayoría de ellos (hasta el 86%) la prefieren frente a cualquier otro tipo de material. Pero además, para las marcas es más beneficioso pues casi el mismo número de clientes cree que los estampados sobre papel son mucho más atractivos que sobre plástico y atraen la atención de quien las ve por la calle.

De todo esto se habló en el último Salón Internacional del Embalaje, Hispack. Los encargados fueron los organizadores de La Bolsa de Papel, campaña que une a la industria papelera y fabricantes de bolsas de papel. Su objetivo es posicionar la bolsa de papel como alternativa sostenible al plástico y otros materiales que no son biodegradables y que dan un producto final de menos calidad. El reciclaje del papel, ser biodegradable y su gran índice de reutilización la convierten, sin duda, en la mejor opción para sustituir a la bolsa de plástico.