papel

 

Ventajas del uso de papel reciclado frente al papel fabricado con pasta virgen.

En el proceso de fabricación de papel reciclado en comparación con el de fabricación a partir de pasta virgen blanqueada (madera) se han conseguido importantes ahorros que suponen una sustancial mejora del impacto medioambiental en la fabricación del mismo. Estos ahorros pueden resumirse en:

Ahorro de madera para fabricar papel,

aliviando la presión que producen los cultivos papeleros sobre los suelos y el medio ambiente. La fabricación de una tonelada de papel exige como materia prima aproximadamente entre 3 y 5 metros cúbicos. Teniendo en cuenta cuales son las materias primas papeleras utilizadas y el sistema de cultivos utilizados para las mismas si reciclaran el papel minimizariamos el impacto que se produce sobre el medio ambiente de estos cultivos, evitando así la tala masiva de árboles y los efectos que sobre el medio ambiente provoca.

Ahorro del consumo de agua.

Junto con la madera es el ingrediente más importante para la fabricación de papel. El agua está presente en todo el proceso. La llamada agua fresca de fabricación se usa para el descortezado, para la cocción, el lavado, el blanqueado, el refinado, para la eliminación de los subproductos no utilizables, y formación de la hoja en la máquina continua. Puede calcularse que el gasto de agua por tonelada para fabricar papel a partir de pasta virgen está comprendido entre 280 a 450 metros cúbicos. Estos datos contrastan con los valores para los consumos en el caso del reciclado de papel que se sitúan en torno a 2 metros cúbicos por tonelada.

Ahorro de energía

Para fabricar papel a partir de materia prima virgen es necesario gastar entre 7.500 y 5.000 Kw/h de energía, lo que ha supuesto un gasto de millones de euros a las papeleras que nos ahorrariamos si se reciclase el papel, pues el consumo está en torno a 2.500 Kw/h por tonelada.

Reducción de la contaminación del agua.

Reciclar el papel supone una reducción de la contaminación orgánica (fenoles, acetatos, metanol,…) del 25% y un 45% menos de DBO (demanda bioquímica de oxígeno o consumo de oxígeno por el medio por la presencia de materia orgánica en descomposición). Al contrario de lo que se piensa, la industria recicladora también genera un impacto en el medio circundante, por vertidos, malos olores, aunque en general, en igualdad de condiciones, es inferior que si se fabricara el papel a partir de pasta virgen química o semiquimica blanqueada.

Reducción de volumen de residuos que van a vertedero con ahorro de costes de transporte, manipulación y gestión de los mismos.

Reducción de la contaminación atmosférica por mercaptanos, polvo, sulfhidrico, SO2 en un 73 %.