Ley de Protección de Datos para autónomos

Todas las empresas públicas y privadas, así como las entidades sin ánimo de lucro, están obligadas a cumplir con las medidas especificadas en el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Pero, ¿qué ocurre con los trabajadores autónomos?

Efectivamente, los autónomos también están obligados a cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos, la cual tiene el principal objetivo de proteger la privacidad de los datos que manejan de clientes, empleados o proveedores.

Interesante:

RGPD: Aspectos para su aplicación

No importa que un autónomo tenga trabajadores contratados o no, ya que si la actividad está relacionada con la recogida y el tratamiento de datos confidenciales de otras personas, deberá cumplir la ley de manera obligatoria. De lo contrario, se enfrentaría a sanciones por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación anual.

¿Cómo afecta el RGPD a los trabajadores autónomos?

Una vez claro que el trabajador autónomo debe cumplir con las medidas establecidas en el RGPD, vamos a ver cómo estas medidas le afectan a su actividad diaria.

Lo primero de todo es que tendrá que adaptar su negocio o la actividad que lleve a cabo diariamente, a las medidas de seguridad en materia de tratamiento y protección de datos establecidas en el RGPD.

El autónomo puede optar por encargarse y ser el máximo responsable de que se cumpla la ley de protección de datos, o en caso de que lo tuviera, delegar esta función en uno de sus empleados.

¿Qué aspectos debe tener en cuenta un autónomo para cumplir con el RGPD?

Aspectos que un autónomo debe tener en cuenta

Valorar riesgos

Antes que nada, lo primero que debe hacer un autónomo, es analizar el riesgo al que se enfrenta en cuanto a la conservación y al tratamiento de la información de otros usuarios, ya sean clientes, empleados, proveedores, etc.

Con el objetivo de facilitar esta valoración, la propia AEPD ha creado una completa guía para trabajadores autónomos, diseñada para tratar de adaptar esta nueva ley, conocida como “Facilita RGPD”.

En caso de que tras el análisis, hayas comprado el nivel de riesgo es muy elevado, lo más recomendable es que contrates los servicios de empresas especializadas en la protección de datos.

Desde Dataeraser ofrecemos múltiples que ayudarán a los autónomos a cumplir con la Ley de Protección de Datos:

Documentos de seguridad

Tras el análisis de valoración de riesgos, el siguiente paso que deberá dar un autónomo será la realización de los documentos de seguridad. Para ello, previamente hay que clasificar los ficheros en función de su nivel de seguridad.

Habrá que recoger las medidas técnicas y organizativas necesarias en el negocio para cada documento, para así tratar de garantizar la protección, así como la confidencialidad y la integridad de los datos almacenados.

Estos documentos de seguridad deben contar con la siguiente estructura:

  • Descripción de los ficheros
  • Medidas para garantizar la seguridad del fichero
  • Información y obligaciones del personal
  • Comunicación de incidencias

Inscripción de los ficheros

Los ficheros en los que los autónomos recopilan y almacenan datos personales de terceros, deberán estar escritos y registrados, de manera totalmente obligatoria, en el Registro General de Protección de Datos.

Además, será fundamental que estos ficheros estén perfectamente actualizados en todo momento, indicando cualquier cambio o modificación que se haya podido producir.

Conclusión

Como ya hemos visto, los trabajadores autónomos, independientemente de que trabajen por cuenta ajena o tengan un pequeño negocio, siempre que trabajen y tengan información registrada sobre datos personales de terceros, deberán cumplir con el nuevo RGPD.