Destruir documentos personales

Con la entrada en vigor del nuevo RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), la necesidad de las empresas por garantizar la confidencialidad y la seguridad de todos aquellos datos pertenecientes a clientes, es todavía mayor.

De lo contrario, como ya hemos tratado en este blog, las empresas podrían enfrentarse a sanciones de hasta 20 millones de euros, o de entre el 2% y el 4% de su facturación anual.

Una normativa que se ha endurecido con el objetivo de evitar delitos como el robo de identidad, o la utilización de datos de manera fraudulenta, y es que tal y como muestra el Estudio de Fraude de Identidad 2018, alrededor de 16,7 millones de personas sufrió un robo de identidad a lo largo de 2017. Datos que demuestran que estamos ante un delito mucho más habitual de lo que creemos,

Te interesa:

Las claves para reciclar papel en la oficina: Menos contaminación, más responsabilidad

Por ello, aunque la destruir documentos personales que contienen datos confidenciales es algo que debe llevarse a cabo siempre,  puesto que es fundamental para llevar una buena gestión documental y cumplir con el RGPD, hay ciertos documentos en los que la precaución todavía debe extremarse más, ya que son los que ofrecen más facilidades a los delincuentes para aprovecharse de los datos que contienen, pasando totalmente desapercibidos para nosotros y no dándole la información que se merecen. A continuación te los contamos, así que presta atención y toma nota.

Identificaciones personales

Todos aquellos documentos que actúen como identificativos personales y dispongan de datos confidenciales sobre una persona en concreto, son altamente vulnerables. Normalmente este tipo de documentos contienen datos tan importantes como el nombre completo, la dirección, números de teléfono, fecha de nacimiento, e incluso números de la Seguridad Social. De ahí la importancia de destruir documentos personales.

Correos publicitarios

¿Cuántas veces has recibido correo publicitario y lo has tirado a la basura directamente sin ni siquiera abrirlo? Esto es un grave error que no debes cometer, ya que en muchos casos, esos correos publicitarios cuentan con códigos de barras que contienen datos personales y pueden ser utilizados de manera ilícita si llegan a malas manos.

Documentos de viaje

Algo parecido ocurre con los documentos de viaje, que una vez utilizados y se convierten en inservibles, nos olvidamos de ellos. Piensa que este tipo de documentos cuentan con mucha información personal, por lo que no debes deshacerte de ellos en papeleras de aeropuertos o cualquier otro lugar al que pueda acceder una persona desconocida.

Información fiscal

Los documentos fiscales, como la declaración de la Renta o una declaración trimestral del IVA, también cuentan con información confidencial que puede ser muy peligrosa si es utilizada de mala fe, por lo que es muy importante tener este tipo de documentos a buen recaudo.

Números de cuenta

Y por último, pero no por ello menos importante, están los documentos en los que aparecen los números de cuenta. El Estudio de Fraude de Identidad indica que durante 2017, la falsificación de cuentas se triplicó, y en gran parte se debe al acceso a números de cuenta.

Conclusión

Como ya hemos dicho, es altamente recomendable destruir correctamente todos aquellos documentos que contengan datos confidenciales, pero en el caso de estos 5 documentos personales, las precauciones deben extremarse.

Es fundamental que a la hora de deshacerse de ellos, no se tiren directamente a los contenedores de reciclaje, sino que se destruyan de forma segura, a poder ser, a través de una trituradora de documentos, y posteriormente se reciclen de manera correcta y responsable con el medioambiente.