Nuevo reglamento Ley Orgánica de Protección de Datos Generales y Garantía de los Derechos Digitales

El pasado 18 de octubre se aprobó en el Palacio del Congreso de los Diputados de Madrid, el nuevo Proyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales, anteriormente conocido como Proyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

Tras la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) el pasado 25 de mayo, la Comisión de Justicia del Congreso ha aprobado el nuevo proyecto de ley de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales, que formará parte del Senado, y que tendrá la función de regular los derechos de los ciudadanos en el mundo digital, como el olvido en Internet, el testamento digital o la desconexión digital laboral.

Para su constitución se presentaron cerca de 400 enmiendas, de las cuales la gran mayoría se integraron en el texto final. Esto hizo que los acuerdos a los que se llegaron durante la tramitación del nuevo proyecto, que en un principio eran 79, finalmente se quedasen en 22.

Te interesa:

¿Deben cumplir los autónomos con la Ley de Protección de Datos?

El nuevo proyecto fue aprobado con un total de 341 votos a favor, sin recibir ninguno en contra ni ninguna abstención, después de que de forma generalizada se considerase que este nuevo proyecto garantizaría la protección de la intimidad de los ciudadanos, que con el auge de las nuevas tecnologías, vive mucho más expuesta y, por tanto, necesita una mayor protección.

Pero aunque ya está probado, lo cierto es que se estima que su entrada en vigor no se producirá a finales de año.

Nuevas medidas que llegan con la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales

La nueva ley, que es de obligado cumplimiento por todos los estados miembros de nuestro país, incluye una serie de nuevos requisitos de privacidad que las empresas tendrán que cumplir en el tratamiento de datos personales de terceras personas, como la necesidad de contar con el claro y expreso consentimiento por parte de las personas afectadas.

Te interesa:

¿Qué es un Delegado de Protección de Datos (DPO) y qué papel desempeña en una empresa?

El nuevo proyecto de ley cumple con la función de regular aquellas obligaciones sobre el tratamiento de los datos personales en procedimientos transfronterizos, así como en investigación biomédica, entre otros.

También establece que la edad mínima para el consentimiento de menores en cuanto a la utilización de sus datos personales por parte de terceras personas en 14 años. Decisión que han tomado a partir de que el Reglamento Europeo diese de margen a los diferentes estados para fijar la edad mínima, entre los 13 y los 16 años.

Y más allá de aspectos importantes como la desconexión virtual laboral, el olvido en Internet o el testamento digital, el cual se encarga de garantizar que los familiares de una persona fallecida, cuenten con total libertad para cerrar posibles cuentas en las redes sociales, incluye otros muchos derechos a tener en cuenta.

Una vez aprobada la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales, España se ha situado como el primer país en toda Europa que cuenta con una ley garantista que de forma sistemática, se encarga de garantizar los derechos digitales de los ciudadanos.

Pero lo cierto es que no son todas buenas noticias, ya que la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitalesha generado reticencias y críticas entre los juristas, usuarios de Internet, empresas y organizaciones del sector tecnológico, exigiendo una mayor transparencia y debate público sobre la regulación de este aspecto tan importante.

Desde Dataeraser, continuaremos encargándonos de la gestión documental así como de los residuos generados por las empresas, de la misma forma que lo hemos hecho hasta ahora, garantizando tanto la protección de los datos personales, como la adecuada gestión medioambiental de residuos a la hora de destruir documentos, destruir material informático, trasladar archivos, digitalizar documentos, etc.