Residuos de empresas

Preservar el medio ambiente es responsabilidad de todos, y también de las empresas, que además de permitirles colaborar con la protección de nuestro planeta, también les permitirá mejorar la imagen que muestren al público y fortalecer la competitividad.

Aunque en España cada vez reciclamos más los residuos de empresas, lo cierto es que todavía estamos lejos de países como Alemania, Austria y Bélgica, que se sitúan a la cabeza del reciclaje en Europa, y seguimos sin cumplir con los mínimos marcados por la Comisión Europea.

Desde Dataeraser estamos plenamente concienciados de la necesidad de reciclar residuos de empresas, y por ello nos hemos convertido en una empresa especializada en el reciclaje de papel y cartón, dos de los residuos que más debemos generar, y también en el reciclaje de material informático.

Además, con el objetivo de potenciar el reciclaje en el mundo empresarial, a continuación vamos a repasar los principales residuos de empresas que se pueden y se deben reciclar, para que los tengas en cuenta y tú también colabores con la protección del medio ambiente. Toma nota, esto te interesa.

Te interesa:

¿Sabes qué son los residuos RAEE y dónde se reciclan?

Residuos de empresas que hay que reservar para proteger al medio ambiente

Residuos de empresas que hay que reservar

Papel

El papel es uno de los principales recursos que debemos reciclar, ya que la media de consumo de papel en las oficinas españolas es de unos 50 kilos por cada empleado. Unas cifras escalofriantes.

Aunque es cierto que tanto el papel como el cartón están compuestos de celulosa, que favorece una rápida degradación, pero también es cierto que con el reciclaje de papel y cartón se consigue reducir la tala de bosques, que es totalmente necesaria para su fabricación.

Envases

Fijándonos en los datos de Ecoembes, cada español deposita una media de 13,2 kilos de envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo, y de 15,5 kilos en el contenedor azul. Esto se traduce en aproximadamente unos 1.081 y 628 envases respectivamente en ambos contenedores.

Aunque pueden parecer cifras muy elevadas, lo cierto es que estos datos están muy por debajo a los de otros países europeos, y sin duda desde las empresas se podría fomentar el reciclaje del plástico, que es un material que puede tardar entre 100 y 1000 años en degradarse.

Te interesa:

5 prácticas para llevar a cabo la filosofía del Residuo Cero en tu empresa.

Cartuchos de tinta y tóner

En todas las empresas se utilizan cartuchos de tinta y tóner, que una vez consumidos y gastados se deben reciclar, ya que el plástico que se utiliza para su elaboración precisa de unos 1000 años para descomponerse en su totalidad, con las múltiples consecuencias que pueden generar durante todo este tiempo.

Lo que mucha gente desconoce es que los cartuchos de tinta y tóner también disponen de cobre, que es un material que necesita hasta cuatro siglos en descomponerse, provocando unos efectos aun más negativos que el plástico.

Pilas y baterías

Las pilas y baterías están compuestas de materiales altamente tóxicos, que se caracterizan por un proceso de degradación muy lento que podría durar alrededor de 1000 años.

Consejos a tener en cuenta

Para favorecer el reciclaje de residuos de empresas de una manera efectiva, es fundamental que lleves a cabo una estrategia que consiga concienciar a tus empleados, mostrándole los innumerables beneficios que supondrá el reciclaje para la empresa, y también para ellos.

Te recomendamos elaborar un plan de sostenibilidad personalizado, en el que calcules el alcance que puede tener en reciclaje de residuos de la empresa. Y si te lo puedes permitir, incluye incentivos para aquellos empleados que colaboren con todo este proceso.

Además, también debes colocar los diferentes tipos de contenedores de reciclaje en la empresa, repartidos por aquellas zonas más transitadas para favorecer el reciclaje de cada residuo.